Imperial Cleaning

La Inmortalidad – ¿Mito o Realidad? [1]

Santa Teresa, un voto; Charles Manson, un voto;. ELP Ir al Inicio.

Saint-Germain

Capitulo 6 - Sucesión Ecológica

Is something important missing? Report an error or suggest an improvement. Verb not taking a direct object--for example, "She jokes. Verb taking a direct object--for example, " Say something. She called and asked me to come or: Puede ser posesivo, numeral, demostrativo "casa grande ", "mujer alta ". I thought Johnny Depp's performance was rather poor. Relates noun or pronoun to another element of sentence--for example, "a picture of John," "She walked from my house to yours.

Describes a verb, adjective, adverb, or clause--for example, "come quickly ," " very rare," "happening now ," "fall down. We captured the target market's attention thanks to the low price of our product. Baja California n propio f nombre propio femenino: Baja California n noun: Noun always used in plural form--for example, "jeans," "scissors. I have not been able to get up the hill on my bicycle: I am in bad shape. House of Commons proper n proper noun: Names a unique person, place, thing, group, or idea--for example, "John," "Africa," "Manchester United.

House of Representatives proper n proper noun: You should send a resignation letter to make your resignation official. Me ha querido mucho cuando mi teatro estaba al aire libre. Elena sale de la izquierda. Lleva las cejas azules, el cabello blanco y los pies de yeso. El vestido, abierto totalmente por delante, deja ver sus muslos cubiertos con apretada malla rosada.

Yo y siempre yo. El Criado la toma en brazos. Los Caballos suenan sus largas trompetas. Otra Figura, cubierta de Cascabeles dorados, danza en el centro de la escena. Te gozas en interrumpir mi danza. En un cuchillo afilado durante cuatro largas primaveras. De dominarte tanto que si yo dijera: Deja que vengan los insectos de la ruina y vete.

No, no te vayas. Ciego, porque no eres hombre. Un hombre, tan hombre, que siento un dolor agudo en los dientes cuando alguien quiebra un tallo, por diminuto que sea. Suena el silbato otra vez. Todo entre nosotros era un juego. Ya no hay remedio. Suena una trompa y aparece el Emperador de los romanos. El Emperador busca a uno. Con un cuchillo o con un salivazo. Por vuestra culpa estoy yo corriendo caminos y durmiendo sobre la arena.

Yo tengo doscientos hijos. Uno es uno y siempre uno. Y no hay dos. Y deja mi cabeza de amor en la ruina. La cabeza de uno que fue siempre uno. A la izquierda, y pintada sobre el muro, una luna transparente casi de gelatina. En el centro, una inmensa hoja verde lanceolada. No es esto lo que hace falta. Debieron morir los dos.

El ano es el fracaso del hombre, es su vergüenza y su muerte. Como no lo sois vosotros tampoco. Reconozco tu valor tanto como justifico tu belleza. Fuerte y mirando al Hombre 3. Enrique, mira bien sus ojos. Pero ahora yo voy a matar al Emperador. Sin cuchillo, con estas manos quebradizas que me envidian todas las mujeres.

El Hombre se sienta en una silla y llora. Es mucho mejor que nos serenemos. Abrazando al Hombre I. El Director y el Hombre I. No, no la llames.

Desaparecen luchando por la derecha. Estoy deseando vivir en mi tierra verde, ser pastor, beber el agua de la roca. Es mucho mejor para ellos y para nosotros. El pozo es profundo. El muro se abre y aparece el sepulcro de Julieta en Verona. Lleva al aire sus dos senos de celuloide rosado. Un poco de ayuda, por favor. Mi cola por las naves, por las algas. Mi cola por el tiempo. Un mar de tiempo. Un tumulto de espadas y voces surge al fondo de la escena.

Yo lo que quiero es amar. Trae una espada en la mano. En lo oscuro hay ramas suaves. El cementerio de las alas tiene mil superficies de espesor. Pero yo no quiero matar a las ratas. Pero yo he conocido mujeres muertas por el sol.

No me mires, caballo, con ese deseo que tan bien conozco. Julieta en el comienzo, Julieta a la orilla de la ciudad. El tumulto de votes y espadas vuelve a surgir en el fondo de la escena. Amor del caracol, col, col, col, que saca los cuernos al sol. Amar del caballo que lame la bola de sal. Ayer eran cuarenta y estaba dormida. Aparece el Caballo Negro.

Lleva un penacho de plumas del mismo color y una rueda en la mano. No, no es buena la ceniza. Hablo de la ceniza que tiene forma de manzana. Ansia de la sangre. Aparecen los tres Caballos Blancos; traen largos bastones de laca negra. Y el que pueda acabar que ponga un pan de oro. Cuando se dice roca yo entiendo aire. Golpeando el suelo con sus bastones. He de recorrer el bosque en busca de resina varias veces a la semana, por culpa vuestra, para tapar y restaurar el silencio que me pertenece.

Tenemos tres bastones negros. Julieta se refugia con el Caballo Negro. No os tengo miedo. Pues ahora soy yo la que quiere acostarse con vosotros, pero yo mando, yo dirijo, yo os monto, yo os corto las crines con mis tijeras.

Te orinamos, te orinamos. Te orinamos como orinamos a las yeguas, como la cabra orina el hocico del macho y el cielo orina a las magnolias para ponerlas de cuero.

Aparece por la derecha el Hombre I. Ahora hemos inaugurado el verdadero teatro. El teatro bajo la arena. Para que se sepa la verdad de las sepulturas. Sepulturas con anuncios, focos de gas y largas filas de butacas. Ya hemos dado el primer paso.

Los tres Caballos Blancos se agrupan inquietos. No un deseo; todos los deseos. Un lago es una superficie. Un volumen son mil superficies. Desprecio tu elegancia y tu teatro. Amor del uno con el dos y amor del tres que se ahoga por ser uno entre los dos.

Mi esqueleto tiene siete luces. Mi esqueleto tiene siete sombras. Los Caballos separan al Hombre I. Los tres Caballos Blancos detienen al Hombre I. Yo no soy Guillermina. Yo soy la Dominga de los negritos. Entonces aparece el personaje Traje de Bailarina.

Dejadme entrar o dejadme salir. Cae al suelo dormida. Dame la medicina para dormir. Aparecen por la izquierda el Hombre 3.

Vamos a cerrar la puerta. Lo desnuda violentamente, le guita el pijama, la peluca y aparece el Hombre 2. Aparece el Traje de Pijama con las amapolas. La cara de este personaje es blanca, lisa y comba como un huevo de avestruz. El Traje se sienta en las escaleras y golpea lentamente su cara lisa con las manos, hasta el final. Y visita en la India a todas las mujeres que tienen las manos de agua.

El viento quiebra las hojas de los arces. Se oye la bocina. Abre un paraguas y sale en silencio sobre las puntas de los pies.

BBC News Mundo Navegación