Imperial Cleaning

El Propósito de Dios para el Hombre. Génesis 2:4-17

La Iglesia en el designio de Dios. AAS 61 ; cf.

El Primado de Pedro

EL CARDENAL Y EL PEDERASTA: IMPUNIDAD TOTAL

Nuestras ganancias son nuestras emociones y pensamientos positivos; nuestras costos son nuestras emociones y pensamientos negativos. Para los Padres del Desierto era el peor de los pecados capitales: A veces se escucha decir: Son muchos quienes siguen al pie de la letra los consejos del miedo.

La humanidad entera no espera. En esta humanidad hay:. Todos ellos nos esperan: Sollicitudo rei socialis , 1: AAS 80 ; cf. Redemptor hominis , AAS 37 5. AAS 53 , AAS 91 5. Reconciliatio et paenitentia, 2: AAS 77 ; cf. Reconciliatio et paenitentia, AAS 77 Octogesima adveniens , AAS 31 Concilio Lateranense IV, Cap.

Dei Filius , c. De Deo rerum omnium Creatore: San Gregorio de Nisa, De vita Moysis, 2, Libertatis conscientia , Prima dicitur lex naturae; et haec nihil aliud est nisi lumen intellectus insitum nobis a Deo, per quod cognoscimus quid agendum et quid vitandum. De re spirituali , cura et studio P. AAS 42 Pacem in terris, AAS 57 ; Id. Christifideles laici , Mulieris dignitatem , Laborem exercens , El Magisterio ha tachado tales opiniones como abiertamente absurdas y sumamente funestas.

AAS 60 AAS 90 AAS 66 AAS 83 ; cf. AAS 85 ; Id. AAS 53 ; Id. AAS 33 ; Id. AAS 35 17; Id. El reto de la reforma agraria 23 de noviembre de , Sollicitudo rei socialis, ; AAS 87 ; Id. AAS 87 36; Id.

ASS 58 ; cf. AAS 23 ; cf. AAS 83 [] AAS 79 [] AAS 59 [] AAS 80 [] AAS 96 Dives in misericordia, AAS 72 AAS 72 ; cf. Pablo VI, Discurso en Nazaret 5 de enero de AAS 56 Concilio Vaticano II, Decr. AAS 86 ; cf. Familiaris consortio , AAS 74 Os 2,21; Jer 3,; Is El mismo pecado que puede atentar contra el pacto conyugal se convierte en imagen de la infidelidad del pueblo a su Dios: La cita interna es de: AAS 74 ; cf.

AAS 94 ; cf. Persona humana 29 de diciembre de , 8: Evangelium vitae , AAS 60 ; cf. AAS 86 ; Id. Casti connubii 31 de diciembre de AAS 22 Humanae vitae , AAS 92 Gravissimum educationis , 3: AAS 58 ; Id. Dignitatis humanae , 5: Pontificio Consejo para la Familia, Sexualidad humana: AAS 88 Santa Sede, Carta de los derechos de la familia, art. Familiaris el consortio, Laborem exercens , 6: Redemptor hominis , 8: San Basilio Magno, Regulae fusius tractatae, San Ambrosio, De obitu Valentiniani consolatio, San Ireneo, Adversus haereses, 5, 32, 2: Teodoreto de Ciro, De Providentia, Orationes Laborem exercens , 1: AAS 73 ; cf.

Laborem exercens , 4: Gaudium et spes , 9: Centesimus annus , 9: Dies Domini , Laborem exercens , 9. AAS 90 ; Id. AAS 61 ; cf. Libreria Editrice Vaticana, Ciudad del Vaticano , p. Libreria Editrice Vaticana, Ciudad del Vaticano , pp.

Centesimus annus , 7: Laborem exercens , 8: L'Osservatore Romano , 21 de septiembre de , p. San Gregorio Magno, Regula pastoralis, 3, AAS 95 AAS 94 Sollicitudo rei socialis, 9: AAS 37 AAS 55 ; cf.

AAS 92 ; Id. Quartam rationem ponit ibi: Videtur autem et civitates continere amicitia. Et dicit quod per amicitiam videntur conservari civitates. Unde legislatores magis student ad amicitiam conservandam inter cives quam etiam ad iustitiam, quam quandoque intermittunt, puta in poenis inferendis, ne dissensio oriatur.

Et hoc patet per hoc quod concordia assimulatur amicitiae, quam quidem, scilicet concordiam, legislatores maxime appetunt, contentionem autem civium maxime expellunt, quasi inimicam salutis civitatis. Ad regem Cypri , I, Ad regem Cypri , I,1: Multis enim existentibus hominibus et unoquoque id quod est sibi congruum prouidente, multitudo in diuersa dispergetur nisi etiam esset aliquid de eo quod ad bonum multitudinis pertinet curam habens, sicut et corpus hominis et cuiuslibet animalis deflueret nisi esset aliqua uis regitiua communis in corpore, quae ad bonum commune omnium membrorum intenderet.

Quod considerans Salomon dixit: Inquantum vero a ratione recedit, sic dicitur lex iniqua: AAS 87 ; cf. AAS 63 ; Id. AAS 84 ; Id. Gaudium et spes , 1: AAS 45 AAS 59 ; Id. AAS 32 ; Id. AAS 34 AAS 96 ; cf. Carta de las Naciones Unidas 26 de junio de , art. AAS 78 AAS 61 AAS 38 AAS 92 ; cf.

AAS 59 ; cf. AAS 76 AAS 81 ; cf. AAS 82 ; Id. El reto de la reforma agraria 23 de noviembre de , 11, Libreria Editrice Vaticana, Ciudad del Vaticano , pp. AAS 75 ; Id.

AAS 77 ; Id. AAS 79 ; Id. AAS 14 AAS 65 AAS 89 Pablo VI, Discurso a los Cardenales 24 de junio de AAS 9 AAS 31 ; cf. AAS 91 ; Id. AAS 85 ; cf. AAS 91 ; cf. AAS 94 ; Id. AAS 89 ; Id. AAS 67 Redemptoris missio , Redemptoris missio , 2: Estas condiciones de tipo cognoscitivo permiten desarrollar los presupuestos necesarios para el momento de la toma de decisiones: Donum vitae 22 de febrero de Fides et ratio, Requiere, por tanto, la entrega generosa de un anuncio convincente del Evangelio del matrimonio y la familia.

No se puede entender nunca como un hecho puntual, de simple recordatorio de algunos principios en el momento inmediato a contraer matrimonio. Nuevos evangelizadores para una pastoral familiar integral y progresiva. Con la esperanza en Cristo, el Esposo. El matrimonio y la familia en el plan de Dios.

El matrimonio, un proyecto de Dios. Con estas palabras se nos manifiesta una gran verdad: Inscrita en el cuerpo y en todo el ser del hombre y la mujer. Como imagen de Dios, que es Amor cfr.

Cuando descubre que ha sido llamado por Dios al amor y hace de su vida una respuesta a ese fin. Ese hombre, creado a imagen de Dios, es todo hombre todos y cada uno de los seres humanos y todo el hombre el ser humano en su totalidad unificada.

Los espiritualismos, a lo largo de la historia, han sido destructivos y anticristianos. Igualmente se supera todo materialismo: Se trata de una realidad que debe ser asumida e integrada progresivamente en la personalidad por medio de la libertad del hombre.

Ese es el sentido profundo de la sexualidad humana, incluido en la imagen divina. Porque se trata de esto: Rasgos esenciales del amor esponsal. El fundamento de esta entrega es un amor peculiar que se denomina esponsal [54]. Aprender a amar en plenitud. No basta, pues, un simple conocimiento abstracto de sus notas; ha de hacerse vida. La fidelidad personal que se sigue a una entrega conyugal, exige que sea para siempre.

Jn 13,1 debe configurar siempre las expresiones del amor conyugal. Dos vocaciones al amor esponsal. El misterio de la alianza de amor entre Cristo y la Iglesia es, en su unidad indivisible, el misterio originario de amor esponsal, un amor que es a la vez fecundo y virginal.

Lc 20,36; 1 Co 7,31 [60]. El matrimonio, realidad social y eclesial. Fundada por el Creador, con unas finalidades propias que deben ser reconocidas socialmente. Es una realidad buena y hermosa, salida de las manos de Dios cfr.

CRISTIANISMO EN CRISIS